Cuando contratar una wedding planner te hace ahorrar dinero

¿Conoces bien el significado de la palabra inversión? Para decirlo de forma clara y concisa se trataría de gastar dinero en algo que te va a traer un beneficio a posteriori, pecuniario o no. Bien, eso aplicado a los servicios vendría a ser este claro ejemplo: cuando una pareja se va a casar ya sabe que se va a gastar una importante cantidad de dinero, siempre que hablemos de una boda estandar (ceremonia-aperitivo-ágape-fiesta). Dicho ésto, ¿de qué forma esta pareja se puede llegar a ahorrar algo de dinero sin demasiado esfuerzo? La respuesta es clara, contratando (y pagando) los servicios de un equipo de wedding planners, de organizadoras de bodas. ¿Y cuáles suelen ser los precios precios organización bodas? Pues las tarifas de estos equipos suelen estar a partir de los 2.000€, de aquí para arriba. Obviamente la tarifa final dependerá básicamente de dos variables: el caché de dichas wedding planners y del tipo de boda. Dicho de otra forma, no es lo mismo contratar una organizadora de bodas que se dedica a ceremonias en municipios pequeños, que contratar un equipo profesional como el que le montó la boda a Kim Kardashian. Bueno, seguramente a todos nos gustaría poder contar con los servicios de este último pero también lo más seguro será que la mayoría no podamos ni pagarles por decir «hola, qué tal».

Total, que lo importante es conocer cada pareja cuál es el presupuesto máximo que va a poder invertir en su boda y, a partir del mismo, plantearse las opciones arriba comentadas. Seguro que no se arrepentirán y quedará una boda excelente, maravillosa y mágica. La mejor, por lo menos, para esa bonita pareja que se casa. Que así sea y que viva el amor, en todas sus formas, expresiones, colores y emociones. Eso sí, siempre para bien.