Leer mientras se hace ejercicio

Yo, la verdad, es que prefiero alternar entre la lectura y el ejercicio. Es increíble lo que funciona leerse un buen libro después de una tanda de ejercicios. Uno siente la mente despejada y lista para llenarse de ideas. Por eso creo que lo mejor es hacer una cosa y otra, pero nunca simultáneamente. Aquí puedes mirar estas bicicletas de spinning baratas que te pueden servir para poner en casa y montar tu propio minigimnasio.

Yo soy de los que prefiere hacer ejercicios en casa. Eso de ir a los gimnasios me aturde porque siento como que me asfixio entre tanta gente sudada. Y hay muchas personas que piensan lo mismo que yo. Por eso me parece tan bien que se puedan comprar estos equipos para poner en casa.

Y lo mejor es que los precios son muy moderados. De hecho, se hacen unas rebajas muy a menudo. Y esas son las que se deben aprovechar, porque hasta traen el transporte hasta la casa incluido.

En cuanto al hábito de la lectura es algo que se debe conservar porque siempre existe el riesgo de adquirir otros hábitos y olvidarse de leer. Hay que lograr un equilibrio entre ambas cosas.