¿Los libros pueden considerarse artículos de colección?

¿Los libros pueden considerarse artículos de colección? Considerar a algún objeto una antigüedad es algo subjetivo, y depende del tipo de objeto, pero por lo general sin un objeto como un libro tiene ya más de medio siglo de publicado puede considerarse un artículo coleccionable. Para esto también influye la historia que envuelva al volumen literario. Tal es el caso del autor del texto, la cantidad de ejemplares que fueron sacados a la luz pública, incluso los materiales con los que ha sido confeccionado dicho libro. Para saber más sobre el tema siempre se pueden consultar a las personas conocidas como bibliófilos, las cuales suelen prestar sus servicios en lugares como artpironti.com, especializados en el coleccionismo y comercio de obras de arte.

Un bibliófilo es un amante o aficionado a las ediciones originales y más correctas de los libros, así como un estudioso y entendido sobre sus libros o el tema sobre el que se basa su colección. La bibliofilia, en el sentido específico que hoy se atribuye a la palabra, de amor al libro como objeto de colección, surge propiamente con el Renacimiento, época en que los humanistas, reyes, príncipes y grandes señores se dedicaron directamente o por medio de agentes especiales, a recorrer países de Europa en busca de manuscritos, cartas, autógrafos, incunables, y otros tipos de libros raros.